Agro Actualidad

Estrategias para el control eficiente de enfermedades en trigo

Independientemente del rubro, la producción de alimentos en general no es tarea sencilla y tiene sus propios secretos para hacer frente a diferentes factores que pueden impactar de forma negativa en el rendimiento de los cultivos. Si hablamos del trigo, un cereal de gran importancia económica en nuestro país, la creciente incidencia de enfermedades obliga a los agricultores a implementar nuevas estrategias de manejo para así lograr un control efectivo. 

Luego de haber enfrentado condiciones agroclimáticas muy adversas a lo largo del 2021, los productores se han mantenido bastante optimistas, tanto así que las expectativas en torno a ciertos cultivos mejoraron considerablemente, entre ellos, el trigo. En nuestro país la importancia económica del cereal es innegable, más todavía si contabilizamos el aporte significativo de las denominadas “zonas trigueñas” por excelencia tales como Dr. Juan Eulogio Estigarribia (ex Campo 9) y localidades de la región Sur, donde los agricultores en cada campaña demuestran la alta calidad y el potencial de este cultivo reforzando el estímulo para sembrar trigo.  

Los elevados precios del grano, la demanda creciente a causa del panorama mundial (Rusia/Ucrania) y las previsiones de clima favorable hacen pensar que el volumen de producción se incrementará levemente a nivel local, sin embargo, las estadísticas positivas deben ir acompañadas de estrategias concretas para el control eficiente de enfermedades ya que su incidencia a lo largo del ciclo productivo puede comprometer el rendimiento e impactar en la economía del agricultor.      

De acuerdo con Fabiano de Jesús, gerente de Desarrollo de Productos de Agrofértil, la característica principal del productor trigueño es el buen criterio al momento de elegir la fecha ideal de siembra pues conoce el impacto de los periodos lluviosos sobre el cultivo, en especial durante la época de la cosecha. El especialista destacó que la base para una óptima producción de trigo se sustenta en la correcta selección de los materiales (variedades de buena genética, mejor adaptadas a las condiciones de una región específica) y el manejo de enfermedades en las etapas iniciales, así como el monitoreo frecuente en las etapas posteriores.   

En cuanto a los cuidados, estos difieren un poco considerando que en ocasiones la propia genética de algunas variedades las hace más susceptibles principalmente a manchas foliares. La protección inicial con fungicidas es clave para el manejo desde la emergencia de trigo hasta que las plantas empiezan a macollarse. El macollamiento por lo general comienza cuando la planta tiene entre 3 a 4 hojas; una planta de trigo produce normalmente entre 7-8 hojas en el tallo principal (ciclo de crecimiento corto) antes de que la elongación del tallo se produzca. En los primeros 30 días resulta fundamental el manejo de nitrógeno a través de la fertilización de base con fertilizantes que contengan macro y micronutrientes al ejemplo de las líneas de fertilizantes de (Yara Basa/Yara Turbo) en la siembra seguido de aplicación de nitrógeno en cobertura para que el cultivo tenga un buen perfil sanitario y perspectiva de alta producción  

“Nosotros recomendamos el manejo con nitrógeno en cobertura en esta etapa inicial para lograr altos rindes. Hoy se encuentran disponibles en el mercado fertilizantes nitrogenados como el caso de algunos fertilizantes de la Línea Yara (Yara Vera) que incorporan dos fuentes de nitrógeno (Amídico y Amoniacal) que proporciona al producto un menor porcentaje de pérdidas por volatilización y además posee en su formulación el elemento Azufre (elemento fundamental para la nutrición y síntesis de proteínas de las gramíneas); también cuenta con un polímero de protección para mejorar la fluidez de aplicación. Con esto podemos tener un mayor aprovechamiento de los nutrientes en las etapas iniciales, algo que va a favorecer el mejor macollaje del trigo proporcionando un rendimiento superior”, expresó Fabiano de Jesús.   

Tras los cuidados iniciales debe priorizarse la protección de la “hoja bandera” durante la etapa de elongación y emisión de la hoja bandera, una fase crítica porque de ello depende en gran medida el óptimo desarrollo de las plantas. Al proteger la hoja bandera contra enfermedades como manchas foliares y también la roya, es posible mantener un alto nivel de productividad. “Usualmente se trabaja con fungicidas de mezclas, como por ejemplo los triazoles más estrobilurinas”, añadió. Agrofértil cuenta con interesantes opciones para ofrecer al productor, una de ellas es Avert Gram, fungicida de acción sistémica y de contacto con el mejor control de manchas foliares y roya debido a su elevada concentración de triazol; y Avert, un fungicida que combina la eficacia y residualidad de la estrobilurina, con acción preventiva y curativa.  

En la etapa de emisión de espiga las enfermedades no reducen su incidencia, al contrario, su impacto se acrecienta causando daños importantes en los granos. Es en este punto donde surge la preocupación por el Fusarium graminearum (manchas foliares irregulares de color pardo; infección de color rosado en las espigas) que afecta las hojas, vainas y espiga. Según mencionó el profesional de Agrofértil, las soluciones recomendadas para dicha problemática son el Avert Gram y Avert, combinado al fungicida Notable (con acción protectora y preventiva), lo cual brinda una protección eficiente frente a enfermedades que atacan la espiga.    

 

¿Sabías qué? 

El boletín técnico sobre Enfermedades de Trigo, emitido por el IPTA-Capeco-INBIO señala que las enfermedades aparecen solo cuando coinciden los tres factores del “triángulo” (variedad susceptible, clima favorable y hongo virulento). Para paliar esta problemática aconsejan la rotación de cultivos, el uso de variedades resistentes y realizar un buen tratamiento de semillas. Antes de considerar el control con fungicidas primero se debe buscar el asesoramiento técnico de los profesionales a fin de sacarle el máximo provecho a las soluciones agrícolas, hecho que luego se ve reflejado en el aumento de la productividad.  

29 junio, 2022
91