Agro Noticias

La importancia de los híbridos de maíz tolerantes a cigarritas

La cigarrita del maíz es un insecto pequeño. Transmite enfermedades que provocan que la planta pueda tener menor tamaño, acumular menos azúcares y desequilibrarse a nivel hormonal, produciendo espigas con pocos granos o sin ellos. Si el insecto llega cuando las plantas tienen entre 15 y 20 días, el nivel de daño es mayor.  

Cada hembra pone hasta 500 huevos, que completan su ciclo en 25 días, o menos en años más cálidos. Este insecto es transmisor (vector) de enfermedades entre plantas, como el raquitismo. También el virus de rayado fino, que hace que la planta quede con franjas de diferentes tonos, interfiriendo en la fotosíntesis.

La cigarrita puede aparecer en las 2 zafras de maíz. En la segunda, su nivel de daño es mayor, porque se multiplica más rápido en períodos de calor. Generalmente ya viene infectada, tanto desde áreas mal controladas como de maíz guacho.

El tratamiento de semillas protege a la planta más joven, pero su período de control es muy corto (de 15 días, como máximo, después de la emergencia). Y como la cigarrita va llegando en diferentes oleadas y momentos, debe monitorearse el cultivo constantemente. Para el control químico se utilizan diferentes mezclas, tanto de productos sistémicos como de contacto. Pero la limitante es que el insecto llega en oleadas, y siempre habrá un periodo que va a quedar desprotegido.

La cigarrita precisa de un tiempo para adquirir y procesar la enfermedad en su organismo y, cuanto más caliente sea el clima, ese tiempo es más corto. Por eso, en el maíz de segunda zafra el problema es mayor.

 

Cuestión de tolerancia

No hay una única herramienta para el manejo de la cigarrita del maíz. Si bien es importante cuidar al cultivo en su inicio, se recomienda utilizar cultivares tolerantes a este insecto, lo que disminuye notablemente su nivel de daño. Los productores también deben cooperar en el control más allá de su chacra, para que no se transmita de una propiedad a otra… porque cuando la población de plagas crece mucho en un lugar, la tendencia es a diseminarse.

Se recomiendan los híbridos con buena calidad de tallo y marcada sanidad de hojas, que les conferirán más defensas contra la plaga.  Así, el porcentaje de plantas afectadas será mucho menor que en el caso de cultivares susceptibles, que pueden llegar a mostrar el 100% de las plantas enfermas.

 

   Redacción: Ing. Agr. Rodolfo Bianco.

   Fuente: Instituto Agronómico de Paraná, Brasil

9 julio, 2021
222