Agro Noticias

Agrofértil Sustentable: Cambiando hábitos, creando conciencia

Además de liderar el sector de ventas de insumos agrícolas a nivel nacional, Agrofértil es referencia en acciones concretas de sustentabilidad en el agronegocio. Tanto en sus oficinas como en los trabajos a campo, la empresa implementa acciones que apuntan a generar una cultura de la sustentabilidad. Y el cambio de hábitos es el comienzo. 

 

El programa “Agrofértil Sustentable” es uno de los primeros proyectos surgidos del área de Innovación del Grupo Sarabia. Tanto a nivel de las oficinas corporativas como de las unidades de negocios a campo, todos los estamentos de la empresa se involucran en diferentes acciones que apuntan en una misma dirección: contribuir a lograr un ambiente – y por extensión, un planeta – más sostenible. 

“La empresa llevaba adelante diferentes acciones desde hace tiempo. Una de las más destacadas es nuestra alianza con el sistema integral de gestión de envases vacíos de defensivos y fertilizantes (SIGEV). También desarrollamos áreas de reforestación y desde hace tiempo nuestro Departamento de Marketing utiliza bolsas plásticas biodegradables para los obsequios a los clientes, entre otras acciones”, destaca el gerente administrativo de Agrofértil, Carlos Duarte. “Lo que hicimos con Agrofértil Sustentable fue darles un marco formal a todos esos proyectos, y agregamos otros que fueron surgiendo”. 

Agrofértil pertenece junto con la industria Tecnomyl al grupo Sarabia, un conjunto de empresas que impulsa decididamente el desarrollo de la innovación en el segmento del agronegocio. “Nosotros creemos que la innovación está muy ligada a la sustentabilidad, así como la sustentabilidad está muy ligada a la innovación. Cuando empezamos este movimiento, creamos un equipo para levantar ideas y proyectos relacionados con la sustentabilidad y de ahí surgieron varias ideas que priorizamos y procuramos poner en práctica”, destaca Felipi Sarabia, head de Innovación del Grupo Sarabia. “Hacemos permanentemente un relevamiento sobre diferentes posibilidades de implementar proyectos, invirtiendo en aquellos que vemos más viables. Y en nuestro banco de ideas ya contamos con otros proyectos que pretendemos desarrollar a futuro”. 

 

En el campo, en la ciudad

Agrofértil está adherida al SIGEV, contribuyendo en 2020 con la recolección de más de 270.000 kilos de envases vacíos de defensivos agrícolas reciclables. La empresa también reforestó más de 700 hectáreas con árboles de eucaliptus. Importantes aportes ambientales que en la suma de acciones dan un gran beneficio a la preservación de la naturaleza.

Pero la acción de la empresa comienza por casa. “Algunas medidas internas han sido la entrega de vasos de silicona para agua a todos los funcionarios, y también la entrega de tazas de porcelana para café. Esto va a resultar en el ahorro de más de 720.000 vasos plásticos por año”, comenta Carlos Duarte. La empresa implementó también acciones enfocadas a la reducción del uso de papel, como la colocación de dispensadores eléctricos de papel en los baños. “Comenzamos por la casa central, pero la idea es colocar esto en las 25 unidades que Agrofértil tiene en el resto del país. Hemos reducido también la cantidad de impresoras en nuestras oficinas, lo que nos permitirá ahorrar aproximadamente 150.000 hojas de papel por año. Y redujimos los basureros en todas las unidades, apuntando así a la reducción de 120.000 bolsas plásticas por año. También entregamos bolsas reutilizables para compras en los supermercados”. Con estas acciones, la empresa apunta a generar una conciencia de sustentabilidad con sus colaboradores, proveedores y clientes.  

Comenzar por casa, para llegar a cada casa. “Buscamos que estas acciones se inicien en la empresa, pero que se repliquen y continúen en las casas de nuestros colaboradores y de nuestros clientes”, agrega Carlos Duarte. “O sea, que cada persona vaya replicando la iniciativa en su día a día, para que llegue a ser un estilo de vida. Inicialmente estamos enfocados en estos proyectos, pero van a ir surgiendo otros… el área de Innovación invita permanentemente a presentar proyectos nuevos, y a que los funcionarios vayan participando”. La idea es continuar explorando nuevos proyectos que apunten a la reducción del consumo de otros tipos de materiales. 

 

Creamos conciencia

Esta política se basa en una persuasión que baja desde los órganos superiores de la empresa. “Iniciamos esto desde el Directorio, pasando por las Gerencias y bajando el tema como una línea de importancia. Trabajamos en crear conciencia y no en imponerlo como obligación, porque esto implica un cambio de hábitos, y un cambio de hábitos cuesta”, remarca el gerente administrativo de Agrofértil. La idea es cambiar el comportamiento de las personas para así ir creando hábitos, que luego – desde la repetición – permita crear una cultura de la sustentabilidad. “Buscamos que la gente vaya viendo el compromiso de los líderes y, a través de las campañas de comunicación, resaltar la importancia que la empresa le está dando a esto. Porque la idea es después proyectarlo a los clientes, lo que implica que nosotros primeramente estemos dando el ejemplo. Si queremos crear conciencia, los otros deben ver que hacemos y no solo escuchar lo que decimos”. 

Felipi Sarabia, destaca que “en todos los proyectos tenemos un total apoyo de los directores del Grupo para estar desarrollando e incentivando este tipo de iniciativas”. Desde que este movimiento de innovación surgió en la empresa, los directores siempre se involucraron activamente en los proyectos y en las tomas de decisiones. “Estuvimos en Sillicon Valleyobservando las tendencias tecnológicas, especialmente las que apuntan a un mundo más sustentable. Contando con ese compromiso y la participación de nuestros directores en ese ambiente, y mirando este nuevo escenario, conseguimos un fuerte apoyo de ellos para los proyectos en los que vamos a estar trabajando”, agrega. 

 

Si bien Agrofértil cuenta hoy con cerca de 500 funcionarios, las otras empresas del Grupo Sarabia elevan ese número, aumentando la incidencia de los proyectos en curso. “Nuestros directores proyectan las acciones de sustentabilidad a nivel del Grupo, y todo proyecto que tenga buenos resultados en Agrofértil se puede replicar”, aclara Felipi Sarabia.  

 

Por un cambio de conciencia

El objetivo de Agrofértil apunta a crear conciencia sobre la importancia de la sustentabilidad para el cuidado del ambiente, a través de la disminución del uso de materiales desechables inicialmente. Resumiendo: que los proyectos trabajados en la empresa tengan un efecto multiplicador y sostenible, apuntando al largo plazo. 

“Buscamos crear una conciencia sustentable. No sólo a nivel interno para los colaboradores, sino también para la sociedad como un todo, dejando un mundo mejor para las futuras generaciones. Eso pasa por disminuir el impacto ambiental de nuestras actividades, entre otras cosas”, destaca el head de Innovación del Grupo Sarabia.  

Carlos Duarte remarca especialmente el trabajo que Agrofértil realiza como empresa adherida con el proyecto SIGEV. “Es un programa que funciona a través de la creación de conciencia en el agricultor. Nuestro departamento Comercial trabaja fuertemente en conjunto con el área ambiental, buscando generar conciencia en el productor para que devuelva los envases vacíos de defensivos, y que no los usen para otros propósitos”.  El equipo comercial de Agrofértil – compuesto por más de 100 personas – además de la asistencia técnica que presta a los productores, busca crear conciencia sobre la importancia de una gestión correcta de los envases vacíos. “Tenemos centros de acopio en nuestras unidades, somos una empresa aliada al SIGEV, así como otras empresas y cooperativas. Lo que buscamos desde nuestras 25 unidades, que están en las zonas productivas, es generar ese compromiso”. 

 

Pequeñas acciones, grandes diferencias

“Cuando empezamos con algunos proyectos, sabíamos que íbamos a reducir el consumo de varios materiales, como los vasos plásticos para el consumo de agua – por medio del vaso de silicona – y los vasos de poli papel para café, con tazas de porcelana provistas a cada colaborador”, suma Carlos Duarte. “Y por medio de la disminución de impresoras, el comportamiento de las personas cambia… porque ya no imprimo más al lado de mi computadora, ahora debo ir hasta una máquina y colocar un código para acceder a imprimir”. 

Dentro de los objetivos está la disminución de papel, para lo que realizamos varias acciones, una por ejemplo es la automatización de procesos a través de una plataforma digital que se llama FlowCenter Agroferil.

Otro ejemplo que también podemos nombrar es que entre enero y febrero de 2020, la empresa compró 30 cajas de papel toalla para baño, mientras que en el mismo período de 2021 compró 6 cajas menos. “A 5.000 hojas por caja, estimamos 30.000 hojas en 2 meses y 180.000 en un año. Y pensamos hacer el mismo seguimiento a nivel de los vasos, porque están cuantificados, y las bolsas plásticas también. Tenemos el objetivo concreto de reducir el consumo de estos materiales en nuestras dependencias”, precisó el gerente. 

 

 

Como un proyecto futuro la empresa también está realizando un estudio sobre la captación del agua de lluvia para su aprovechamiento, en su unidad de negocios de la localidad de Fortuna.    

 

Cuestión de inteligencia

Una de las apuestas más innovadoras de Agrofértil es su orientación a una agricultura inteligente. Encarada como una política de trabajo con sus clientes, está estrechamente ligada al concepto de sustentabilidad. “Prestamos servicios diferenciados a nuestros clientes, colectando muestras de suelo y de plantas, llevándolas al laboratorio y generando informaciones para generar resultados”, detalla Felipi Sarabia. “Y en base a eso, hacemos una recomendación de lo que llamamos tasa variable de aplicación de productos… optimizando los insumos agrícolas y generando así una mayor rentabilidad para el productor. Antes, el productor aplicaba insumos en toda su área, y hoy – por medio de este servicio – interpretando los análisis en nuestro centro de inteligencia, podemos hacer una recomendación más precisa para optimizar el uso de los insumos agrícolas. Esto, además de generar una mayor rentabilidad para el agricultor, hace más sustentable toda la cadena productiva en todo el proceso”. Esto lleva a la optimización del uso de defensivos y fertilizantes, aplicándolos solamente donde es necesario. 

La agricultura inteligente incluye también la recomendación de utilizar plantas de cobertura, que generan mayores cantidades de materia orgánica en el suelo, con diferentes beneficios para la tierra. “La rotación de cultivos y la utilización de plantas de cobertura hace que seamos más sustentables también… aumenta la materia orgánica y la microbiología del suelo, ofreciendo varios beneficios para la tierra y para el productor”, agrega Sarabia. 

Carlos Duarte finaliza con una síntesis precisa del programa. “El proyecto de Agrofértil Sustentable no busca resultados rápidos en el corto plazo, sino modificar el comportamiento de las personas para hacerlo cultura. Y los cambios culturales se logran en el largo plazo, por medio de un trabajo constante. Por eso buscamos que este proyecto continúe y sea más sostenible”. 

 


El Grupo Sarabia es líder del agronegocio en Paraguay en los segmentos de producción y comercialización de defensivos agrícolas y fertilizantes y acopio de granos, a través de sus empresas Tecnomyl y Agrofértil. Sus directivos José Marcos Sarabia, Paulo Sergio Sarabia y Antonio Ibar Sarabia participan activamente en las acciones de Responsabilidad Social Empresarial, fomentando actividades en favor de los sectores más vulnerables y del cuidado del ambiente.

26 abril, 2021
56